Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Abrazarse a la vida (o el precio de ser uno mismo)

Imagen
La vida es un regalo maravilloso, pero también puede llegar a ser un pequeño infierno. Los hombres podemos destruirlo todo y arrasar con los principios y valores que nosotros mismos creamos en un momento determinado. Somos volubles, inestables, impacientes, contradictorios. Valoramos lo que no tenemos y, cuando por fin lo conseguimos, pasamos a desvalorizarlo. Lo perdemos todo, lo llegamos incluso a destruir. Después, nos lamentamos.
Por eso, en medio de toda la vorágine política, económica y humanitaria en la que nos vemos envueltos, que se remonta al principio de nuestra existencia como seres humanos — ¿a quién queremos engañar con que esto que está sucediendo en el mundo hoy es algo nuevo?— hay quedecidirse no por la muerte y destrucción, sino por la vida.
Sí, resulta complicado decantarse por la vida si uno cree que el mundo parece estar derrumbándose —siempre lo está, en realidad—, pero si no elegimos vivir día a día lo que de verdad querríamos para nuestro mundo, ese que construi…